Las mejores cajitas para dientes de leche y por qué no deben faltar en tu casa

Las mejores cajitas para dientes de leche y por qué no deben faltar en tu casa

Si tienes peques en casa, una cajita para guardar los dientes de leche es un objeto que no puede faltar en ella: se convertirá en un bonito recuerdo para toda la vida, tanto para ellos, que mientras son pequeños disfrutan cada vez que les cae alguno añadiéndolos a “su colección”, como para los padres cuando, pasados los años puedes ver cómo han crecido tus niños y lo pequeñitos que eran hace no demasiado tiempo (sí, crecen muy de prisa, ¿verdad? ).

Cajitas dientes de leche

Haz click en las fotos para ir a la página de compra de cada modelo

Lo mejor sería comprarla cuando empiecen a moverse los dientes  de leche y tenerla guardada a buen recaudo, para regalarsela cuando por fín caiga el primer diente. Les va a hacer mucha ilusión.

Si en vez de hijos, lo que tienes son sobrinos o nietos, este es un bonito regalo que les puedes hacer cuando se acerque la edad del cambio de dientes, que según los expertos suele ser a partir de los 6 años.

Qué cajita para dientes de leche elegir

Cajitas para dientes de leche a grandes rasgos hay de dos tipos, las de tipo “expositor” y las de tipo “a granel“.

Como todo en esta vida, elegir un modelo u otro es cuestión de gustos, pero nosotros a continuación te explicamos sus características principales para que tengas mejores argumentos a la hora de tomar la decisión.

Todas las cajas para dientes que te dejamos a continuación, salvo error o cambio, tienen los textos en castellano, o bien no contienen texto. Hay que estar al tanto de esto porque hay también cajitas con los textos en inglés o chino.

Cajita para dientes de leche tipo EXPOSITOR

Le hemos puesto este nombre porque además de su función principal que es la de guardar los dientes de leche, estas cajitas adoptando distintas soluciones según el modelo, mantienen los dientes ordenados como si fuera un expositor.

Este tipo de cajas están fabricadas principalmente en madera o plástico y tienen unas cavidades donde colocar los dientes en el mismo orden que están en la boca.

Cajita dientes de leche tipo expositor color rojo

Cajita de dientes tipo expositor de plástico

En el modelo de plástico se puede elegir el color de la espuma que sostiene los dientes, habiendo en color rojo, azul y rosa. La espuma hace que los dientes queden sujetos. El modelo viene sin foto, poniendo tú la de tu niña o niño.

Caja de madera para dientes de leche - Niño

Cajita de dientes tipo expositor de madera

En este modelo de madera, hay múltiples versiones cambiando el dibujo de la tapa. Este que hemos seleccionado tienen los textos en castellano y está en versión tanto para niño como para niña. Ten esto en cuenta porque si no te das cuenta, puedes acabar con una cajita en otro idioma.

Tal vez encuentres otros modelos muy similares a los anteriores y más baratos. Esto es simplemente porque estos últimos se envían desde China, y los otros son enviados desde España. Los de España los puedes tener en 24 horas en casa, mientras que los otros tardarán entre dos y cuatro semanas. Ten esto en cuenta a la hora de decantarte por un modelo u otros, y sobre todo, fíjate en el idioma.

Caja pare dientes de leche del Ratoncito Pérez

Caja de dientes con El ratoncito Pérez

También hay otros modelos de caja para dientes, que en vez de tener la forma de la cabeza de un niño, tienen otras formas y están decoradas con distintos motivos, como la de la foto que lleva al famoso ratoncito Pérez. Aquí encontrarás una buena muestra de ellas.

Por norma general las cajitas tipo expositor de madera, tienen además de los huecos para los dientes, uno o dos huecos adicionales, en los que se puede guardar el cordón umbilical y/o lanugo cuando le cae al bebé.

En este caso estas cajitas es buena idea comprarlas como regalo para un recién nacido, mientras que las que sólo tienen hueco para dientes serían un regalo a partir de los 6 años como ya hemos dicho.

Cajita para dientes de leche tipo A GRANEL

Los otros tipos de cajas para dientes de leche que puedes encontrar en el mercado, las hemos llamado a granel, ya que son simplemente cajas, pero con formas o dibujos relacionadas con los dientes, el ratoncito Pérez o el hada de los dientes como norma general y se guardan los dientes allí dentro, sin ningún tipo de orden, como la fruta a granel para entendernos 😉

Las cajitas de este tipo las hay de metal, de plástico y de madera. Algunas de las que puedes ver a continuación son verdaderas chuladas, como pequeños joyeros para dientes, mientras otras son más sencillas y más similares a juguetes.

Como todo en esta vida, para gustos colores. Aquí te dejamos por ejemplo esta cajita que se puede personalizar con el nombre de la niña o niño en cuestión.

Cajita para dientes de leche del ratoncito pérez para personalizar el nombre

Caja de dientes con el ratón Pérez y opción de personalizar el nombre

Y aquí te dejamos unos cuantos modelos más muy chulos, como el hada de los dientes con su cajita de Playmobil, o una caja de manualidades para crear tus propias cajitas entre otras.

Cajitas para dientes personalizables

Además del modelo que te hemos mostrado anteriormente, en este enlace te dejamos un montón más de cajas para dientes de leche personalizables de distintas formas. Por su gran variedad requerirían de una entrada específica sólo para ellas (tal vez la hagamos algún día), pero de momento si te apetece, puedes echarle un vistazo a ver si te gusta algo.

La mejor caja para dientes de leche y nuestra elección personal

En todo esto de las cajitas de un tipo u otro tienes mucho donde elegir, y que prefieras uno u otro modelo es más cuestión de gustos que otra cosa, ya que todas cumplen con su función, que no es otra que guardar los dientes de leche para que los peques (y los mayores también, para que nos vamos a engañar) puedan verlos, contarlos y pensar en ir ampliando su colección.

Personalmente nosotros en casa elegimos el primer modelo que os hemos mostrado, pero en esta versión que va en pack de 2 y sale un poco más económico.

Nos gustaban más los modelos tipo expositor, y este modelo en concreto nos gustó porque los dientes van amarrados por el hueco que tiene la esponja, mientras que en los otros los dientes van sueltos dentro de unos agujeros más grandes que ellos para poder ponerlos y sacarlos bien.

Algunos de los otros modelos llevan una pinza para sacar los dientes de su hueco, mientras que en este modelo como están los dientes sujetos por la parte de abajo y sobresalen hacia arriba, los puedes coger y volver a dejar sin problemas.

Otra cosa que nos gustó de este modelo, es que algunos de los otros modelos son un poco infantiloides. Los peques cuando empiezan a caerles los dientes, se sienten ya muy mayores, por eso preferimos que tuvieran una cajita con su propia foto (que además queda muy chula y personalizada la caja) que no una cajita con la cara de un bebé.

También nos gustó que trae también una libretita para poder poner las fechas en que le salen y le caen los dientes. Lo que pasa es que como nosotros compramos las cajitas cuando empezaron a caerles los dientes, no guardamos registro exacto de la fecha en que empezaron a salirles, pero ahora vamos guardando registro de los que les van cayendo.

De cualquier modo esa es nuestra opinión personal y los motivos por los que elegimos este modelo en concreto, pero los otros modelos también tienen muy buenas valoraciones, así que, elige el que más te guste que seguro será un buen regalo y un bonito recuerdo para toda la vida, y que incluso los peques podrán mostrar a sus peques en el futuro.

Comparte este contenido

Deja un comentario